Olivia, de la hipoacusia al colegio bilingüe

de Chile

Implantada bilateral
Implante coclear ambos lados
Hipoacusia de nacimiento
Estudiante en un colegio bilingüe

La vida de la familia de Olivia dio un giro de 180° cuando supieron que su segunda hija no escuchaba. Los médicos les confirmaron que padecía una hipoacusia severa y que tenía que ser implantada cuando Olivia contaba 11 meses. A partir de ese momento, toda su energía se centró en buscar la mejor solución para la pequeña Olivia, que hoy está implantada bilateral. La niña fue implantada al año y 4 meses del oído derecho y al año y 11 meses del oído izquierdo. Hoy Olivia tiene 3 años, está terminando la guardería y al curso que viene estudiará educación infantil en el mismo colegio que su hermana Trinidad, un colegio bilingüe español-inglés. Tras todo lo vivido, sus padres (Claudia y Patricio) comparten su experiencia y todo su aprendizaje con otras familias a través de la plataforma “Padres niños implante coclear” desde Temuco, la ciudad al sur de Santiago de Chile, donde residen.

A los padres de Olivia les gusta compartir su experiencia porque:

“Nos interesa difundir y acompañar a los padres que tengan que vivir este proceso para acceder a la cirugía de implante coclear. En nuestro país está garantizado para los niños hasta los 4 años de edad, pero falta difusión y nosotros manejamos el tema, conocemos todos los procesos y en eso nos enfocamos, para educar a la gente y que no pierdan tiempo. Cuanto antes se implante a los niños, mejor.”

Historia de vida de Olivia

Vuestra historia, ¿origen de la falta de audición de Olivia?, ¿cómo os sentisteis al descubrirlo?

Cuando Olivia nació, hicimos el examen de audición y el resultado fue bueno, en el aparecía que estaba todo normal. Sin embargo, fueron pasando los meses y comenzamos a notar que algo no están bien, porque Olivia no se daba la vuelta al llamarla por su nombre… Entonces decidimos realizar nuevamente el examen auditivo cuando tenía 11 meses e inmediatamente supimos que no escuchaba nada. A pesar de que ya lo teníamos algo asumido, confirmarlo fue como un balde de agua fría, pero logramos sobreponernos muy rápido y nos pusimos manos a la obra con todo lo necesario para lograr que escuchara.

¿Ciertos momentos, situaciones en los que la pérdida auditiva fue particularmente restrictiva?

Olivia estuvo casi un año y medio sin poder escuchar, y en ese tiempo lo más complicado fue poder enseñarle cosas simples, como “eso no se hace”, o tratar de comunicarnos con ella…

¿Qué os ayudó mucho o quiénes os ayudaron mucho?

Nuestro primer acercamiento a este mundo fue con el libro “SOS mi hija es sorda” de Miles Sancho… Eso nos dio esperanza y nos inyectó de energía. Más adelante, en Santiago conocimos al Dr. Gonzalo Bonilla quien nos orientó mucho y nos recomendó a una especialista fonoaudióloga (Nora Gardilcic). A partir de ahí, conocimos a personas maravillosas como Ximena Pérez y la Dra. Claudia Dentone, que supieron guiarnos y acompañarnos durante todo el proceso.

¿Cómo supisteis de la existencia de una solución como el implante coclear?

Cuando supimos de la falta de audición de Olivia, nos informamos de todo y supimos de la existencia del implante coclear por vídeos que vimos de encendidos en Youtube. Enseguida pensamos en esa solución para nuestra hija. Fue nuestra primera opción; nunca tuvimos miedo, nuestro objetivo desde el primer minuto fue implantarla.

¿Cómo fue la operación? ¿Y después de la operación?

Frente a una cirugía, uno como padre o madre siempre está nervioso y siente miedo de lo que pueda pasar, pero nos informamos mucho antes para conocer todos los detalles z teníamos plena confianza en el equipo médico. Después de la cirugía lo que más importante es cuidar la cicatriz, que no se infecte.

¿Aficiones y cómo ayuda el implante? ¿Alguna anécdota divertida?

Olivia aún es pequeña y para ella todo es jugar, pero le gusta mucho la música y cantar y sin el implante jamás hubiera conocido las canciones.

En general hay varias anécdotas, pero lo más gracioso es cuando está portándose mal y la regañamos, ella nos mira y de manera desafiante se saca los procesadores… En otra ocasión, llegamos a casa y al bajarla del coche, no tenía uno de los cables con la bobina… Lo buscamos por todas partes y ¡resulta que estaba pegado a la silla del coche!

La pérdida de audición y la escuela.

Hemos tenido mucha suerte en ese sentido. Olivia desde muy pequeña va al jardín infantil, incluso desde antes de saber que Olivia no escuchaba. Cuando lo supimos y hablamos con sus profesoras, nunca nos pusieron problemas, para ellas fue también un desafío. Ellas no conocían los implantes ni como enseñar a una niña sorda y ha sido un proceso de aprendizaje muy enriquecedor y hermoso para ellas: ver lo avances de Olivia y ayudar a que sea igual que sus compañeros, sin duda han sido un apoyo gigantesco. Incluso le enseñan palabras y cosas básicas en inglés y tiene una muy buena pronunciación y además lo entiende.

El próximo año Olivia empieza en el colegio y cambiará de ambiente, pasando ya a la educación formal y obligatoria, esperamos que sus profesores tengan la misma capacidad que las de su jardín.

¿Qué consejos de rehabilitación tenéis para otros padres?

La principal recomendación es que confíen en sus hijos, que asistan a las terapias, que les refuercen lo bien que lo hacen, que no los aíslen, y que entiendan que a pesar de tener esa condición no hay que lamentarse por ellos ni tenerles compasión, ellos pueden lograr lo que se propongan.

Según vuestra experiencia: ¿qué ha ocurrido en términos de concienciación pública respecto a la pérdida auditiva y las diferentes soluciones en los últimos años?

En nuestro país hay muy poca información… Se conocen opciones para la pérdida auditiva pero en general la gente conoce más audífonos. Es cierto que se ha creado conciencia en relación a la inclusión, pero falta mucha información de las distintas soluciones.

Por ese motivo, nosotros hemos puesto en marcha un grupo en redes sociales porque nos interesa difundir y acompañar a los padres que tengan que vivir este proceso para acceder a la cirugía de implante coclear. En nuestro país está garantizado para los niños hasta los 4 años de edad, pero falta difusión y nosotros manejamos el tema, conocemos todos los procesos y en eso nos enfocamos para educar a la gente y que no pierdan tiempo. Cuanto antes se implante a los niños, mejor.

Una iniciativa de MED-EL

Volver a Escuchar

Cuando los audífonos son insuficientes, un implante auditivo puede ser la solución adecuada. Con testimonios reales, Volver a Escuchar puede ayudarte a tomar una decisión y a esclarecer todas las dudas o miedos que puedas tener.

Comparte este contenido