La importancia del diagnóstico en la pérdida auditiva



Existen diferentes tipos de pérdida auditiva y para cada uno existe una solución auditiva adecuada

De acuerdo con datos del estudio general de audición realizado por MED-EL en marzo de 2020, se sabe que, a nivel internacional el 41% de la población no se realiza ningún tipo de chequeo auditivo ya que no lo considera una prioridad. Sin embargo, el número de personas con este tipo de pérdida es cercano a los 500 millones de habitantes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 30 años, el número ascenderá en un 180%, lo que se traduce en que 1 de cada 10 personas padecerá afecciones de este tipo (Información OMS 2019).

La mayoría de las personas creen que solo existe un tipo de pérdida auditiva, desconocen que existen varios tipos y grados que las diferencia. La discapacidad auditiva en este sentido es similar a la discapacidad visual, dependiendo del tipo y del grado, se debe optar por una solución específica. Todos sabemos que las gafas que le sirven a una persona, no necesariamente le sirven a otra. Sucede lo mismo con las soluciones auditivas. Por eso es importante acudir a un profesional de la audición para averiguar, qué pérdida auditiva tiene la persona y poder optar por la solución más adecuada.

Ese profesional podrá determinar el tipo de pérdida y es importante que el diagnóstico se haga cuanto antes, para así determinar la mejor solución y conservar lo máximo posible la audición que exista en el oído afectado. La pérdida auditiva tiene lugar cuando una o más partes del o los oídos comienzan a tener problemas o existe algún impedimento para escuchar de forma adecuada.

“Resulta alarmante como los índices de esta enfermedad se elevan cada vez más y las proyecciones de la OMS no son favorecedoras. Existen diferentes tipos de pérdida auditiva en distintos niveles, por lo que cada una se maneja de forma específica tomando en cuenta el perfil de cada paciente. No podemos brindarle la misma solución a alguien que fue diagnosticado con una hipoacusia neurosensorial grave que a una persona con hipoacusia conductiva leve”, apunta el doctor Fernando Díaz Rojas, representante de MED-EL en México.

Los tipos de hipoacusia son conductiva, neurosensorial, mixta y retrococlear; los grados van del leve, moderado, severo y profundo.

  • Hipoacusia conductiva: se presenta cuando hay un problema en el oído externo o medio que impide que el sonido se transmita adecuadamente. En algunos casos puedes ser temporal y dependiendo de la causa específica del problema, se puede solucionar con medicación, cirugía o un implante de oído medio.
  • Hipoacusia neurosensorial: alteración en el oído interno que se produce cuando las células ciliadas de la cóclea están dañadas. En algunos casos se puede presentar pérdida auditiva en las frecuencias altas. Ésta puede ser corregida con un implante coclear.
  • Pérdida auditiva mixta: es la combinación de una pérdida auditiva neurosensorial y conductiva. Se produce como consecuencia de problemas tanto en el oído interno, externo o medio. Entre las opciones de tratamiento se encuentran la medicación, la cirugía, los audífonos o el implante de conducción ósea.
  • Pérdida auditiva retococlear: se presenta cuando el nervio auditivo sufre un deterioro y puede ocasionar una pérdida auditiva retrococlear. Este tipo de pérdida suele ser profunda y permanente. Los audífonos y los implantes cocleares no son efectivos, ya que el nervio no puede transmitir la información sonora necesaria al cerebro. En muchos casos, un Implante de Tronco Cerebral (ABI) puede ser una opción terapéutica.

“Para cada tipo de pérdida existe una solución viable que van desde los implantes cocleares, la estimulación eléctrico acústica combinada, implantes de oído medio, implantes de conducción ósea y el sistema de conducción ósea, que deberá ser evaluado por el especialista”, añade el doctor Díaz.

Habla con tu médico si crees que tienes una pérdida auditiva

Al notar el deterioro auditivo es de suma importancia visitar al otorrinolaringólogo para realizar los estudios pertinentes y verificar así el tipo de pérdida auditiva. Es importante tener en cuenta que cuanto antes contemos con un diagnóstico, antes vamos a poder ponerle solución a nuestra pérdida auditiva.

¿Crees que tienes una pérdida auditiva? Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos.

Para ampliar información, puedes visitar nuestro blog.

Comparte este contenido