Aprender a escuchar de nuevo



El 23 de marzo se celebra el Día Mundial de la Rehabilitación para concienciar sobre la importancia de que las personas con discapacidad puedan acceder a tecnologías eficaces para su diagnóstico y tratamiento. 

En este sentido, la Lic. Romina Piccione explica en qué consiste la rehabilitación auditiva y Carola Sabogal, usuaria implantada, cuenta cómo vivió este proceso desde su lugar de paciente.

EL objetivo de la rehabilitación auditiva es que las personas con discapacidad puedan alcanzar con el equipamiento adecuado, el mayor potencial en cuanto a comunicación que influirá positivamente en las áreas psicológica, social, física y educacional compatible con sus posibilidades y las condiciones medioambientales.

En el caso de la rehabilitación auditiva, Romina Piccione, directora de rehabilitación para MED-EL en LATAM, explica que “se trata de un proceso constante que debe comenzar lo antes posible y dependerá del acceso auditivo del paciente antes, durante y después del equipamiento adecuado, así como también de la edad, el tiempo de deprivación y otros factores que intervengan en el proceso”.

“Imagínate que estás en una habitación totalmente en silencio, en donde no se escucha ni el ruido de una hoja, no hay sonido del viento, ni del agua. Pero, de pronto, te prenden una radio con miles de sonidos nuevos que no podés comprender: voces, ruidos y chillidos. Yo podía oír absolutamente todo, pero la rehabilitación fue fundamental para poder distinguir y entender qué eran esos sonidos, de dónde venían”, cuenta Carola Sabogal, usuaria de un implante coclear MED-EL y madre de 4 hijos, sobre cómo fue el pasaje desde el silencio hacia el mundo de los sonidos, después de haber estado casi 20 años sin escuchar.

Según Romina Piccione, quien acompañó a Carola en su proceso de recuperación, “el proceso para aprender a escuchar o re aprender como es en el caso de Carola, tiene que ver con el tiempo que el cerebro estuvo privado del acceso auditivo adecuado. El cerebro nace con una estructura lista para percibir el sonido, pero si no recibe este acceso auditivo adecuado, las áreas designadas para esta función son tomadas por otras, como la visual y la táctil”. Si bien el implante coclear no recupera el tiempo de privación auditiva, la profesional destaca la importancia de la detección, equipamiento y terapia para este propósito.

El rol del entorno

El apoyo de la familia y del entorno tiene un papel fundamental en la recuperación de la escucha. “Es importante que los padres, cuidadores y/o familiares participen activamente en cada sesión, aprendiendo estrategias para lograr que el paciente adquiera habilidades auditivas, cognitivas, del lenguaje y del habla”, explica Romina.

“Con Romina hicimos un trabajo intenso: ejercicios para discriminar palabras, para entender situaciones y también para no desanimarme con los fracasos. Tenía que re-entrenar mi mente y decodificar nuevamente los sonidos. Pero esos ejercicios también tenían que reforzarlos en casa. La colaboración familiar fue fundamental para este aprendizaje. Tanto familiares como amigos me ayudaron con la lectura de palabras y los ejercicios y así, de a poco, pude ir comprendiendo cada vez más cosas”, dice Carola sobre el apoyo que recibió de su terapista y de su entorno.

Gracias al compromiso con el tratamiento y a su interés por aprender a escuchar de nuevo, Carola logró grandes resultados en muy poco tiempo.  “Una semana después del encendido, Carola ya podía detectar todos los sonidos del habla, luego de un mes pudo identificarlos y en menos de 3 meses estaba hablando por teléfono y disfrutando de la música”, concluye la Lic. Romina Piccione, Directora en Rehabilitación de MED-EL.

La rehabilitación es una parte esencial en el proceso de aprender a oír con un implante coclear.

Descubre cómo MED‑EL puede ayudarte a aprovechar al máximo tu nueva audición con distintos recursos.

Descubre también cómo los medios se hacen eco de este tipo de información: Diario de la Salud publicó un artículo sobre el tema.

Comparte este contenido