Trabajar desde casa con un implante auditivo



En el contexto actual, las videollamadas y las llamadas telefónicas forman parte de la rutina de quienes trabajan desde casa. Pero, ¿qué desafíos plantea esta nueva modalidad para las personas con pérdida auditiva que son usuarias de un implante auditivo? ¿Qué aspectos deben tener en cuenta para que el teletrabajo se desarrolle con éxito?

Sin lugar a dudas, trabajar desde casa puede ser un gran reto para las personas usuarias de un implante auditivo. Afortunadamente, la tecnología puede aportar muchos beneficios.

Algunas claves para que las personas con problemas auditivos puedan teletrabajar de la mejor forma posible:

  • Aprovechar las videoconferencias y videollamadas: para las reuniones, pedir que se utilicen videollamadas, ya que presentan más posibilidades comunicativas frente a las llamadas telefónicas tradicionales: nos permiten acceder a más claves visuales, como la lectura labial y las expresiones faciales, que nos ayudan a comprender mejor el mensaje y nos permitirán identificar más fácilmente quién está hablando en el grupo de llamada.
  • Probar el dispositivo: es importante probar los altavoces, micrófonos y sistemas visuales, antes de comenzar la llamada. También se puede optar por un altavoz externo o por el cable de conexión directa de audio para encontrar la mejor opción de escucha. Además, se recomienda verificar si la conexión a internet es de alta velocidad para tener audio y una visión más clara.
  • Seguir la reunión a través de una agenda: se recomienda, siempre que sea posible, conocer de antemano los temas a tratar para que resulte familiar el contenido y poder seguir con más facilidad la conversación. Pide una agenda para hacer un punteo de los temas importantes y, cuando termine la reunión, puedes solicitar unos minutos para aclarar tu comprensión de lo que se ha hablado.
  • Si la comunicación implica a nuevos colegas, o no tan conocidos: antes de llamar, apunta la información que quieres obtener y las preguntas que realizarás, considerando temas probables para anticiparte a las preguntas. También se recomienda informar a las otras personas sobre tu condición auditiva al principio de la reunión y comentarles que vas a necesitar que te aclaren la información fundamental o que recopilen los puntos más importantes al final de la conversación.
  • Utiliza las distintas opciones tecnológicas disponibles: además de las videollamadas, puedes aprovechar la entrada directa de audio y el chat de las aplicaciones. También existen muchos servicios remotos y aplicaciones de subtítulos disponibles para que las llamadas y videollamadas sean más accesibles y fáciles de seguir.
  • Informa: informa a los integrantes de la reunión que puede serte útil que enciendan su cámara de vídeo ya qué te ayudará el apoyo visual. También puedes sugerirles que pongan en silencio sus micrófonos para evitar el ruido de fondo, a menos que sean ellos quienes hablen.

 

Comparte este contenido