Médico especialista en Audiología, Otoneurología y Audiología Pediátrica, Ciudad de México (México)

Ileana Gutiérrez Farfán

Perfil profesional

Formación Académica:

  • Universidad Autónoma de Yucatán. Título de Médico Cirujano
  • Especialización: Médico especialista en Comunicación, Audiología, Otoneurología y Foniatría
  • Cursos y postgrados: Curso de postgrado para Médicos Especialistas de Alta Especialidad de “Audiología Pediátrica”

Actividades Docentes:

  • Profesor titular del Curso de Audiología Pediátrica para médicos especialistas de la UNAM desde 1998 a la fecha
  • Profesor titular de la Maestría de Audición y Lenguaje desde 2000 al 2005
  • Profesor titular de la materia Anatomía y Fisiología de Oído en la Licenciatura de Comunicación Humana de 1994 a 1998
  • Profesor adjunto de la Residencia de la especialidad desde 2004 a la fecha
  • Profesor adjunto de la materia de Audiología Básica a médicos residentes de primer año y de la materia Patología Audiológica desde 1994 a la fecha
  • Ha participado como ponente y asistente en los diversos cursos que se han impartido a nivel Nacional e Internacional

La doctora Ileana Gutiérrez fue la primera en usar Adhear en México en mayo 2018. Su primer paciente fue un niño con microtia bilateral y los resultados fueron inmediatos. En la actualidad lo indica en numerosas ocasiones y están realizando un estudio sobre el desempeño de este dispositivo.

¿Qué es Adhear y cómo funciona?

Adhear es un dispositivo de conducción ósea, que a través de la vibración del cráneo, nos permite que el paciente pueda escuchar. Así, el dispositivo de conducción ósea capta las ondas sonoras, que son las que estimulan el cráneo y los huesecillos del oído medio; de esta manera se estimula la cóclea y se transmite el sonido a través del nervio auditivo.

¿En qué casos se puede indicar?

Adhear se puede indicar cuando existe alguna enfermedad o patología a nivel del oído externo o del oído medio, es decir, cuando el paciente tiene una hipoacusia de conducción. Ésta puede ser congénita, ya sea ocasionada por una malformación del pabellón auricular, por una disminución en el calibre del conducto auditivo externo (o estenosis) o por una ausencia del conducto auditivo externo (o atresia). También puede ser parte de una microtia (oreja pequeña o falta de la oreja) que puede o no acompañarse por malformaciones de oído medio. Que puede incluir desde una ausencia o una hipoplasia (falta de formación de los huesecillos de la cadena osicular).

También existen causas sobrevenidas que nos pueden provocar la disrupción de la cadena de huesecillos en niños que pudo ser ocasionado por un traumatismo cráneo encefálico, mientras esperan un tratamiento quirúrgico definitivo.

Por último, Adhear también se puede indicar en el caso de pérdidas auditivas unilaterales (SSD) que pueden ser de nacimiento (malformación a nivel del oído interno o incluso por una ausencia de nervio o hipoplasia del mismo). En estos casos, no podemos utilizar un auxiliar auditivo por conducción aérea ya que no contamos con el nervio para poder estimular. La indicación es un dispositivo de conducción ósea como una solución implantable o no implantable (dependiendo de la edad del paciente o del grosor del hueso temporal).

¿Qué tipo de soluciones no implantables existen en el mercado?

Existen opciones de conducción ósea como las diademas con vibrador o las bandas con vibrador. El problema es que además de ser poco estéticas, generalmente ocasionan mucho disconfort al paciente (menores de 5 años): además de la opresión que puede ocasionar, suele rechazarla por la falta de aceptación social que provoca.

A los pacientes menores de 5 años en general o cuyo hueso temporal tiene un grosor inferior a 5/6 mm, no se les somete a un procedimientos quirúrgico y se utiliza el Adhear como tratamiento inicial. Algunos padres incluso han optado por continuarlo y no apostar por la opción quirúrgica.

También algunos adultos lo están usando como solución permanente.

Existen otras soluciones no implantables en el mercado como el Sound Arc, pero relación calidad-precio, Adhear es muy competitivo.

¿Por qué es importante adaptar Adhear a temprana edad?

Cuando existe una hipoacusia conductiva, ya sea unilateral pero sobre todo cuando es bilateral, existe falta de estimulación auditiva. Si esto se da en la edad pediátrica, el paciente puede tener retraso en la adquisición del lenguaje o no hacerlo de forma adecuada.

Con este dispositivo podemos suplir ese grado de pérdida auditiva. La indicación es que tengan conservada la vía ósea, ya sea del mismo lado de la pérdida auditiva o cuando es una pérdida profunda sensorial o con daño a nivel del oído interno (SSD), utilizar la vía ósea del oído contralateral.

En pacientes pediátricos es fundamental no perder tiempo, con el objetivo de tener un desarrollo del lenguaje adecuado en pérdidas bilaterales. En pérdidas unilaterales, hay que tener en cuenta la importancia de la binauralidad: para poder adquirir el lenguaje es fundamental sobre todo en el ambiente escolar, donde cobra especial importancia la relación de la señal/ruido. La relación señal/ruido afecta a una adecuada inteligibilidad del lenguaje y por tanto, al aprendizaje del niño (en un ambiente donde hay más de 3 personas hablando, el ruido es mayor que la señal acústica o la voz).

¿Cómo es el desempeño de los pacientes con Adhear? 

La reacción es inmediata. Con el dispositivo, el paciente suple ese grado de pérdida auditiva que tiene. Necesitamos configurarlo algunas veces de acuerdo al grado y tipo de pérdida auditiva del paciente, pero su adaptación es muy rápida. Para valorar cómo es la mejora, les hago un campo libre.

¿Tiene sentido indicar Adhear bilateral?

En caso de pérdida auditiva bilateral, tiene sentido poner dos dispositivos por la importancia de la binauralidad

¿Cuáles son los siguientes pasos tras el Adhear?

Normalmente el Adhear es para uso temporal y después apostamos por un dispositivo implantable de conducción ósea (tipo Bonebridge). Pero el paciente podría optar por seguir de por vida con el Adhear. Habrá que valorar el grosor del hueso temporal (que varía con la edad) para valorar la implantación.

Beneficios en términos audiológicos que tiene los pacientes con Adhear con respecto a otros dispositivos de conducción ósea no implantables, según su experiencia.

Podríamos enumerar varios, en general hay que valorar:

  • es una solución no quirúrgica
  • es una solución que no tiene límites de edad, puede usarse desde bebés
  • es fácil de usar y fácil de programar para el  profesional. Se pone, se hace una revisión al mes, otra a los 2 meses y luego al cabo de una al año
  • tiene buena aceptación por los pacientes y sus familias

La única limitación es en aquellos casos en que existe una malformación de la apófisis mastoides (la parte inferior del hueso temporal donde va pegado el dispositivo) y para aquellos pacientes con un sudor muy fuerte, la durabilidad de la pegatina que sujeta el dispositivo puede llegar a ser una limitación.

¿Puede comentar algún caso especial en el que haya indicado Adhear?

En general, lo estamos indicando en niños usuarios de diadema con vibrador óseo, que están cambiando a Adhear tanto por estética como por funcionalidad, porque les da mejor ganancia. A veces incluso 10/20 decibeles mejor, lo que hace que escuchen mejor.

Los pacientes que usan el dispositivo llegan a recuperar al 100% de la audición, con el dispositivo en marcha, claro.

Una iniciativa de MED-EL

Volver a Escuchar

Cuando los audífonos son insuficientes, un implante auditivo puede ser la solución adecuada. Con testimonios reales, Volver a Escuchar puede ayudarte a tomar una decisión y a esclarecer todas las dudas o miedos que puedas tener.

Comparte este contenido