ramon horcasitas

Médico otorrinoralingólogo, Coordinador del programa de Implante Coclear del Estado de Chihuahua (México)

Ramón Antonio Horcasitas Pous

Perfil profesional

  • Médico Otorrinolaringólogo. Pediatra adscrito al Hospital Infantil de Especialidades del Estado de Chihuahua.
  • Coordinador del departamento de Otorrinolaringología Pediatría del Hospital Infantil.
  • Coordinador del programa de Implante Coclear del Estado de Chihuahua.

El doctor Horcasitas coordina el programa de Implante Coclear en el Estado de Chihuahua (México). Con él hablamos de cuáles son las preguntas que debe plantearse un paciente cuando se va a implantar; de cuáles son los miedos a los que se enfrentan sus pacientes y de cómo acallar estos miedos y dudas.

¿Cuáles son las preguntas que debe hacerse un paciente cuando toma la decisión de implantarse?

Los pacientes cada vez están más y mejor informados y cuando se plantean implantarse, hay una serie de temas en los que deberían pensar:

1.- ¿Qué implante llevaré el resto de mi vida?

En la actualidad la elección de un implante coclear es difícil, debido a la variedad de modelos y oferta en el mercado. Uno debe de tener en cuenta algunos factores:

  • la confiabilidad de la marca a través de los años, esto es los porcentajes de fallo del procesador  interno después de 10 años
  • actualmente la calidad de sonido es muy buena en la mayoría de las marcas
  • la compatibilidad con los equipos de Resonancia Magnética (RMI) de 3 Teslas
  • la facilidad para adaptarse a las nuevas tecnologías en el futuro
  • la practicidad del procesador externo, que sea cómodo de llevar y de adaptarse a la edad de los pacientes

2.-  ¿Cuáles son las diferencias entre los dispositivos internos?

Básicamente son las siguientes:

  • el tamaño de los mismos
  • el material que se utiliza en la coraza de los mismos que puede ser de acero, titanio o una mezcla de elementos
  • asimismo la capacidad de entrar a una RMI sin necesidad de retirar los magnetos de la antena
  • si tiene o no un sistema de fijación al hueso

3.- ¿Cómo se compara el largo de los electrodos entre todos los implantes?

La cóclea tiene una longitud que puede variar entre 24 y 45 mm en los pacientes.

De la forma de inserción durante la cirugía va a depender la conservación de la audición residual. Para eso, los electrodos deben de ser suaves y la longitud más utilizada en un electrodo es de 24 mm, aunque las medidas más útiles para implantar van de 20 a 25 mm.

Es importante tener en cuenta en casos de osificación de la cóclea por enfermedades como la otosclerosis, meningitis, malformaciones cocleares como una cavidad única o una obliteración coclear idiopática, se recomienda utilizar un electrodo de 19 mm.

4.- ¿Cómo afecta a mi audición la ubicación de los electrodos y cómo procesa mi cerebro esta información?

Una implantación ideal es la inserción completa del electrodo.

Hay estudios que confirman que la mayor área de densidad neural en la cóclea está situada entre 18 a 24 mm de la base, por lo cual un electrodo de un largo de 24 mm es el ideal para la estimulación de la cóclea y esto da como resultado una mejor estimulación y desarrollo de la corteza cerebral y su desarrollo en los pacientes prelinguales.

5.- ¿Cómo se implanta el componente interno?

La implantación de la parte interna del dispositivo coclear se realiza mediante una cirugía llevada a cabo mediante anestesia general. Es una intervención que puede llevar un tiempo promedio de 90 minutos a 240 minutos para finalizar el proceso quirúrgico.

Técnicamente, es una cirugía que se realiza por detrás del oído. Se inicia con una mastoidectomia cortical, se quita una parte de hueso temporal mediante un equipo de fresado (taladro eléctrico), se identifica el nervio facial y se realiza una ventana entre este y el conducto auditivo externo, a esto se le denomina timpanotomia posterior, se localiza la cóclea y una estructura específica que se denomina ventana redonda o bien coclesotomía (perforación del hueso de la cóclea en el área de la rampa timpánica), se realiza la apertura de la cóclea, se puede insertar a la cóclea ácido hialurónico o un corticoesteroide para mejorar la supervivencia del epitelio coclear posterior a la inserción, la inserción debe de ser lenta e intentando la inserción completa, después de la inserción se sella con un poco de músculo y gelatina, se cierra piel y se realizan las pruebas eléctricas al finalizar la cirugía.

Dependiendo de la duración de la cirugía y de los criterios del cirujano, la cirugía puede ser ambulatoria (salida el mismo día) o pasar la noche en hospitalización.

Entre 3 o 4 semanas tras la operación, se realiza el encendido y la prueba eléctrica del implante.

6.- ¿Hay riesgo asociado con el tipo de implante o el proceso de implantación?

En lo que respecta a un rechazo del material del implante, puede existir. Es un problema que se denomina granuloma, que es una reacción inflamatoria al material y en algunas ocasiones se tiene que retirar el dispositivo interno, pero no es habitual.

Los riesgos de la cirugía van desde menores a mayores, los menores pueden ser una infección de la piel, la formación de una acumulación de líquido entre la piel y el implante que se denomina seroma o hematoma, mayores que puede ser la salida de líquido cerebral por el sitio de la cirugía o por la cirugía de la cóclea, la lesión del nervio facial que nos generaría un problema de movimiento de la cara del lado de cirugía.

7.- Posterior a la cirugía

Es una operación que consideramos rutinaria. La alimentación es normal después de la cirugía. Hay limitantes en la primera semana donde no se debe de retirar el vendaje de la cabeza, no acostarse sobre el oído operado durante el primer mes, el lavado de cabello es una semana después de la cirugía, se debe de evitar el ejercicio durante las primeras dos semanas y el ejercicio de contacto durante las primeras seis semanas. La activación del implante coclear es al mes de la cirugía y paulatinamente se van avanzando en los programas para mejorar el grado de audición.

Una iniciativa de MED-EL

Volver a Escuchar

Cuando los audífonos son insuficientes, un implante auditivo puede ser la solución adecuada. Con testimonios reales, Volver a Escuchar puede ayudarte a tomar una decisión y a esclarecer todas las dudas o miedos que puedas tener.

Comparte este contenido