Entrevista con la directora de AG Bell International, Carmen Abascal



Volver a Escuchar tiene la oportunidad de entrevistar a la directora de AG Bell International en España, Carmen Abascal. Psicóloga y logopeda, máster en “Educación de sordos” por Smith College-Clarke School for the Deaf, Northampton (EEUU). Empezó a formarse en sordera en Estados Unidos de la mano de la Dra. Ann Mulholland de Columbia University. Ha trabajado durante más de 20 años con niños con sordera y sus familias en el Equipo de Psicología y Lenguaje Abascal-Santolalla, etapa laboral que concluyó con su incorporación como directora al equipo de CLAVE, ahora AG Bell International desde 2007.

Desde el inicio de su trayectoria profesional, Carmen Abascal ha compaginado la atención directa con la publicación de artículos, realización de traducciones y con actividades de formación sobre sordera en universidades y organizaciones públicas y privadas. Durante la entrevista, explica por qué es fundamental actuar desde el primer momento en que se conoce la existencia de la pérdida auditiva y en ese sentido, por qué uno de los principales objetivos de su organización es facilitar información y formación a profesionales y a familias.

¿Cuéntenos cómo fueron los comienzos de CLAVE en España y cuál era su función?

CLAVE parte del conocimiento de las necesidades de las personas con sordera e hipoacusia desde el momento del nacimiento y a lo largo de la vida, y de los servicios y recursos existentes. De ahí surge la necesidad de actuar directamente con las personas con problemas de audición, sus familias y los profesionales que les atendían con acciones de información, formación, promoción de la accesibilidad y sensibilización social con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

¿Por qué se deciden integrar CLAVE y su fundación Oír es Clave con la organización AG Bell International?

En un mundo más global, con sociedades cada vez más conectadas y siendo entidades que compartían una misma visión sobre las personas con problemas de audición, se consideró oportuno crear una organización con mayor alcance que permitiera atender las necesidades de profesionales y familias de países con realidades distintas.

¿Qué tipo de recursos ofrece actualmente la AG Bell International tanto a los profesionales como a las familias?

Para que una persona con sordera o hipoacusia pueda llevar una vida sin límites” hay que actuar desde el primer momento en que se conoce la existencia de la pérdida auditiva. Es necesario que las familias cuenten con información y orientación a la hora de tomar decisiones, basadas en la evidencia, sobre la tecnología auditiva (audífonos e implantes), la comunicación y la educación de sus hijos para que aprendan a escuchar y a hablar. Por lo tanto, deben contar con profesionales altamente cualificados y especializados que puedan atenderles en las distintas etapas de la vida del niño.

La información y la formación son recursos que nuestra organización pone al alcance de familias y profesionales tanto a través de la atención presencial como a distancia (correos, web, presencia en redes sociales, formación a distancia, simposios, …). También damos gran importancia a la accesibilidad acústica en todos los entornos y publicamos documentos que argumentan, informan y proponen soluciones que favorecen la comunicación con las personas con discapacidad auditiva. A modo de ejemplo, acabamos de publicar una guía de “Accesibilidad auditiva en centros educativos” que, como las demás realizadas, puede descargarse gratuitamente de nuestra web.

Actualmente uno de los objetivos de AG Bell, AG Bell International y AG Bell Academy se centra en dar a conocer e implantar la Terapia Auditivo-Verbal (TAV) en todo el mundo. El programa de certificación de especialistas en TAV de la AG Bell Academy es un pilar fundamental en el logro de ese objetivo. A este respecto próximamente estará disponible el examen de certificación en español. Al fijarnos esta meta, obviamente, hemos tenido en cuenta que, en muchos países, nuestra actuación deberá centrarse en el diagnóstico auditivo neonatal universal y en el acceso a la amplificación que se requiera, ya sean implantes cocleares y/o audífonos.

¿Por qué es tan importante la figura del logopeda antes y después de recibir un implante coclear?

Porque su trabajo se centra en la habilitación y rehabilitación a fin de que las personas obtengan el máximo beneficio de la audición que le proporcionan los implantes.

El/la logopeda pone en práctica sus conocimientos y habilidades para valorar la audición funcional que le proporcionan los audífonos, contribuyendo así a la toma de decisiones sobre si la persona con sordera o hipoacusia es candidata a implante coclear.

En el caso de los niños implantados, el/la logopeda trabaja con las familias o tutores en la aplicación de los principios de la terapia auditivo-verbal para que los niños aprendan a escuchar y a hablar a lo largo del día a día, todos los días. Cuando se trata de adultos implantados que han perdido la audición, contribuye a que ganen confianza en la audición que les proporcionan los implantes y resintonicen sus experiencias y habilidades auditivas con una nueva forma de oír.

¿En qué consiste la rehabilitación con los pacientes implantados? Y ¿Por qué es tan importante este proceso?

En la rehabilitación de adultos, el logopeda cuenta con una maleta llena de herramientas y experiencias diversas, que le permiten dar una respuesta individual a cada caso. Con todas las personas implantadas, el/la logopeda ha de abordar cuatro áreas esenciales: el desarrollo de habilidades auditivas con el implante, la colaboración y el apoyo de la familia o red social más próxima en el reaprendizaje auditivo (incluyendo el uso del teléfono), la información acerca de los productos de apoyo y su uso,  así como  la enseñanza de estrategias de reparación de rupturas en la comunicación ya que, en última instancia, es  el propio individuo quien debe asumir un papel activo en la interacción con otras personas en las situaciones de la vida diaria.

En la habilitación de niños, el/la logopeda trabaja en un modelo centrado en la familia, desde la perspectiva del desarrollo normativo y aplica los principios de la terapia auditivo-verbal:

  1. Promover el diagnóstico precoz de la pérdida auditiva en los recién nacidos y niños pequeños, el tratamiento audiológico inmediato y la terapia auditivo-verbal.
  2. Recomendar la evaluación inmediata y el uso del sistema de amplificación adecuado – última tecnología- para obtener el máximo beneficio de la estimulación auditiva.
  3. Orientar y formar a los padres para que su hijo utilice la audición como primera modalidad sensorial para aprender a escuchar y a hablar.
  4. Orientar y formar a los padres para que se conviertan en los principales facilitadores para que su hijo aprenda a escuchar y hablar y desarrolle el lenguaje hablado a través de la consistente participación activa en la terapia auditivo-verbal individual.
  5. Orientar y formar a los padres para crear entornos que fomenten el uso de la audición para la adquisición del lenguaje hablado en todas las actividades diarias del niño.
  6. Orientar y formar a los padres para ayudar a su hijo a integrar la audición y el lenguaje hablado en todos los aspectos de la vida del niño.
  7. Orientar y formar a los padres para que usen los patrones naturales del desarrollo de la audición, el habla, el lenguaje, la cognición y la comunicación.
  8. Orientar y formar a los padres para ayudar a su niño a autocontrolar su lenguaje hablado a través de la audición.
  9. Realizar evaluaciones diagnósticas formales e informales continuas para desarrollar planes de tratamiento auditivo-verbal individualizados, controlar el progreso y evaluar la eficacia de los planes para el niño y la familia.
  10. Promover la educación en colegios ordinarios con compañeros oyentes y con servicios apropiados desde la primera infancia.

Para más información sobre la actividad que realiza la AG Bell International, puedes consultar su página web: https://agbellinternational.org/

Comparte este contenido